Novedades Tecnología

Nuevo Ford Fiesta ST: El Fiesta más rápido de la historia

24 julio 2018

Nuevo Ford Fiesta ST: El Fiesta más rápido de la historia

Por primera vez en la historia, un modelo de Ford Performance monta una unidad de tres cilindros que desarrolla hasta 200 CV de potencia con una cilindrada de 1.5 litros. La reducción de cilindrada no impide el aumento de prestaciones del nuevo Ford Fiesta ST, que incorpora novedades más que suficientes en chasis y dirección para convertirse en el Fiesta más prestacional de la historia.

Nuevo motor 1.5 Ecoboost

Un deportivo, por muy utilitario que sea, montando un motor de tres cilindros es algo nunca visto… hasta ahora. Porque el nuevo Ford Fiesta ST ha incorporado una de las motorizaciones más extendidas en los últimos tiempos entre los vehículos del segmento B. Un motor comprimido con un tamaño al que Ford ha extraído toda la potencia que sus 1.5 litros de cilindrada permiten. Así, el 1.5 Ecoboost turboalimentado del nuevo Fiesta ST desarrolla una potencia de hasta 200 CV y ofrece 290 Nm de par máximo.

Esta arquitectura de tres cilindros escogida por Ford proporciona un par elevado a bajas revoluciones de manera natural, encontrando el máximo de 290 Nm entre las 1.600 y las 4.000 rpm. Su rendimiento se ve incrementado gracias al nuevo turbocompresor, y la nueva combinación de puerto de inyección e inyección directa de combustible ayuda a proporcionar mayor potencia y capacidad de respuesta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con todas sus novedades, los datos prestacionales del nuevo Ford Fiesta ST no podrían ser mejores. Cuenta con una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos y su velocidad punta llega hasta los 232 km/h.

Además de conseguir mejoras dinámicas en nuevo motor EcoBoost de 1.5 litros, el Fiesta ST cuenta con el primer sistema de desactivación de cilindros del sector para un motor de tres cilindros, consiguiendo una eficiencia notable de combustibles. Así, sus datos de consumo son de 6.0 l/100 km y las emisiones de CO2 se quedan en 136 g/km.

 Mejoras en chasis y electrónica

Apostar por el nuevo Ford Fiesta ST con el objetivo de encontrar un deportivo de primer nivel y unas sensaciones únicas al volante es una jugada ganadora. El trabajo desarrollado a nivel chasis y componentes electrónicos convierten su conducción en un apasionante reto.

La gran novedad del Ford Fiesta ST es el sistema de muelles desplazados patentados por Ford. Han sido desarrollados por ingenieros de la marca y consiguen una sustancial mejora de agilidad, estabilidad y respuesta de la suspensión trasera del eje torsional. Se trata del primer compacto deportivo que disfruta de esta tecnología, con la que se consigue un paso por curva impecable al haberse incrementado la rigidez lateral del vehículo gracias a la acción de estos nuevos muelles no uniformes y no intercambiables.

En resumen, las ventajas de este nuevo sistema son las siguientes:

  • Giro más preciso y mejor respuesta a cambios de dirección.
  • Ahorro de 10 kg comparado con la solución habitual utilizada para mejorar la rigidez lateral, el mecanismo de Watt.
  • Compatibilidad con amortiguadores de suspensión tradicionales.
  • No repercute negativamente en la comodidad ni en la calidad de conducción.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El nuevo Ford Fiesta ST incorpora, por primera vez y de forma opcional, el sistema LSD Quaife opcional, que ayuda a optimizar la tracción delantera para mejorar la capacidad de giro y, en particular, proporciona más agarre en la salida de las curvas. Este sistema mecánico limita la distribución del par motor a una rueda con agarre reducido, por ejemplo, en una situación donde la rueda interior, durante una maniobra de giro, reduce la pérdida de tracción de la rueda, y mejora la distribución del par a la misma con más agarre, para aprovechar al máximo el rendimiento del motor. Este equipamiento opcional funciona junto con la tecnología mejorada de Control Vectorial de Par de Ford, que mejora el agarre en carretera y reduce el subviraje al aplicar fuerza de frenado a la rueda delantera interior en el paso por curva. Una ayuda electrónica con la que tener todo bajo control hasta en las situaciones de máxima exigencia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y para rematar la jugada maestra, el nuevo Ford Fiesta ST tiene 3 modos configurables para elegir la forma de conducción deseada. Así, los conductores pueden decidirse entre intervención total del sistema, modo de deslizamiento amplio con intervención limitada o la desactivación completa de sistema. Los tres modos seleccionables son:

  • Modo Normal: el mapa de motor, el control de tracción, el control de estabilidad electrónico, la válvula de escape activa y la dirección asistida electrónica (EPAS) están configurados para ofrecer una respuesta natural y una sensación conectada.
  • Modo Deportivo: el mapa de motor y la respuesta del pedal del acelerador se han afilado, y la dirección asistida electrónica (EPAS) se ha ajustado, para permitir mayor respuesta y un mejor control para una conducción rápida en carretera. La válvula de control de sonido activo se abre para intensificar el sonido deportivo del tubo de escape.
  • Modo Circuito: todas las características de dinámica de vehículo han sido ajustadas para permitir llevar a cabo los tiempos de vuelta más rápidos posible, el control de tracción se ha desactivado y las intervenciones de control de estabilidad electrónico están configurados en modo de deslizamiento amplio para una intensa conducción en circuito.

Ya solo queda elegir la mejor puesta a punto y disfrutar al volante del nuevo Ford Fiesta ST.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *